INDICE DEL TEXTO

Nota: Si llegó a esta página a través de Búsqueda en Mesoweb, utilice la función de Hallar de su programa de navegación para encontrar el texto que le interesa, haciendo luego click en la liga correspondiente para acceder a la página ilustrada. O bien, haga click aquí para pasar al inicio del artículo.

Ir a página: Ek Balam se halla en el Noreste de Yucatán, a unos 70 kilómetros por carretera de Chichén Itzá. Antiguamente, fue una ciudad considerable, con control sobre un área densamente poblada y próspera. La mayor parte de su impresionante arquitectura data del período clásico tardío. En esta vista, tomada desde la Acrópolis (Estructura 1), podemos ver el Palacio Oval directamente enfrente, así como otras estructuras de la Plaza Sur. Fuera de los límites de esta toma, a ambos lados, se yerguen los montículos de las Estructuras 2 y 3.

Ir a página: El precinto central de Ek Balam estaba rodeado por tres muros concéntricos, construidos aparentemente como medidas defensivas, pero también para restringir el acceso ceremonial. La entrada formal a este precinto probablemente se llevaba a cabo mediante el Sacbé 2, pasando a través de esta estructura, que tiene arcos en sus cuatro lados. En esta fotografía, podemos ver uno de los lados cortos de la estructura. El camino ceremonial accedía a esta estructura desde el lado derecho (Este).

Ir a página: Quien visitara Ek Balam en su apogeo hubiera tenido esta vista del campo de juego de pelota y, detrás de éste, la enorme masa de la Acrópolis. (El techado de palma protege recientes hallazgos arqueológicos.) El proyecto arqueológico Ek Balam, dirigido por Leticia Vargas de la Peña y por Víctor R. Castillo Borges, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), ha llevado a cabo numerosos descubrimientos en el campo de juego de pelota, entre ellos un friso de estuco pintado y una colección de pelotas de piedra quemadas que podrían estar relacionadas con el juego de pelota mismo.

Ir a página: Antes de visitar la Acrópolis, desviémonos hacia la Plaza Sur. Su estructura más grande es el llamado Palacio Ovalado (Estructura 16).

Ir a página: Esta es la Estructura 17 de la Plaza Sur.

Ir a página: Por algún motivo la Estructura 17 es conocida con el apodo de "Los Gemelos."

Ir a página: La estela 1 se halla frente a la Estructura 17. Este monumento retrata a un gobernante de Ek Balam, probablemente, Ukit Jol Ahkul.

Ir a página: El personaje ostenta un tocado complejo, constituído por los hocicos apilados de varios seres sobrenaturales (en la parte superior izquierda de la fotografía). En su mano alzada, el personaje sostiene un cetro estilizado que representa a la deidad K'awiil, una de cuyas piernas se tranforma en una serpiente (indicada con una flecha). Con su otra mano, probablemente esté dispersando los elementos de una ofrenda.

Ir a página: Por encima del gobernante, sentado en lo que la inscripción identifica como una "casa celeste," se halla el ancestro más venerado de Ek Balam: Ukit Kan Le'k Tok' (comunicación personal de Alfonso Lacadena 2002). Este gobernante, que probablemente fue el fundador de la dinastía de Ek Balam, fue el responsable de construir la mayor parte de la Acrópolis.

Ir a página: En la Plaza Sur también hay varias esculturas como esta, así como una estructura pequeña, parecida a los llamados "templos miniatura" que abundan en otros sitios prehispánicos de la región.

Ir a página: Ahora, vayamos a la Plaza Norte. En esta fotografía podemos apreciar, frente a la Acrópolis, un recinto para tomar baños de vapor. También vemos a Natividad, un precoz y bien informado guía del sitio.

Ir a página: Hoy, sin embargo, no requeriremos de los servicios de Natividad, pues nuestro guía será Alfonso Lacadena, epigrafista del proyecto arqueológico de Ek Balam. Se le puede ver aquí, intercambiando ideas con la arqueóloga Leticia Vargas de la Peña. En el segundo plano aparecen Marc Zender y Simon Martin.

Ir a página: Subiremos a la Acrópolis para visitar la tumba de Ukit Kan Le'k Tok', que se halla protegida por el techado de palma.

Ir a página: La primera cosa que atrae nuestra atención, no obstante, es esta escultura de una cabeza de serpiente en las escaleras del nivel inferior. Su lengua extendida está cubierta de glifos. Hay dos serpientes-balaustrada (una a cada lado de la escalera) y ambas presentan inscripciones.

Ir a página: En los glifos que aparecen en la fila superior (y que aparecen en ángulo oblicuo en esta fotografía, tomada por encima de los hombros de algunos de los mejores epigrafistas mayas del mundo) puede leerse el nombre de Ukit Kan Le'k Tok'. En la parte inferior izquierda aparece el glifo emblema de Ek Balam, que identifica al gobernante como "Señor Divino de Talol," nombre que este reino ostentó en la antigüedad.

Ir a página: Hay muchas maravillas en toda la Acrópolis.

Ir a página: Esta es una representación de una "ardilla" ...

Ir a página: ... (es más probable que se trate de un mono aullador).

Ir a página: Hay abundantes restos de pinturas murales, realizadas sobre estuco. (Desafortunadamente, el mural de los 96 glifos no se halla entre las cosas que visitaremos el día de hoy.)

Ir a página: La Acrópolis tiene numerosos pasajes internos, así como escalinatas formales.

Ir a página: Stanley Guenter asciende por una escalinata.

Ir a página: He aquí a los directores del proyecto arqueológico de Ek Balam: la arqueóloga Leticia Vargas de la Peña y el arqueólogo Víctor R. Castillo Borges.

Ir a página: Están de pie frente a la fachada de estuco modelado de la edificación que alberga la tumba de Ukit Kan Le'k Tok'.

Ir a página: El motivo central es un enorme mascarón zoomorfo, cuyas fauces están atestadas de dientes.

Ir a página: La columna de piedras sin tallar que aparece enmedio es el centro estructural de lo que alguna vez fue la nariz del mascarón zoomorfo.

Ir a página: Estas figuras son de la estatura promedio de un individuo maya. Leticia Vargas de la Peña nos llama la atención hacia sus inusuales indumentarias.

Ir a página: Sus poses también son inusuales.

Ir a página: Esta figura está sentada dentro del ojo del mascarón zoomorfo que constituye la fachada del edificio.

Ir a página: Los antiguos mayas preservaron tan bien el estuco que no fue necesario restaurarlo cuando fue descubierto. Poco tiempo después de que Ukit Kan Le'k Tok' fuera sepultado en el interior de esta construcción, ésta fue llenada cuidadosamente con piedra caliza pulverizada y rocas, y luego toda la fachada fue cubierta con el mismo material.

Ir a página: La porción superior de la figura central se ha perdido. Probablemente se trataba de una representación del propio gobernante Ukit kan Le'k Tok'.

Ir a página: Detalle de la fachada esculpida.

Ir a página: Otro detalle.

Ir a página: Detalle de la base de la porción central de la fachada.

Ir a página: Alfonso Lacadena, leyendo la inscripción de una piedra de cierre de bóveda de este edificio, sostiene que el edificio se conoció en la antigüedad con el nombre de "Casa Blanca," lo que resulta apropiado al considerar que su estuco jamás fue pintado.

Ir a página: Ahora, procederemos a entrar por el portal que se halla detrás de la nariz del gran mascarón de la fachada.

Ir a página: Entramos a la primera de dos cámaras a través de la puerta que aparece a la derecha.

Ir a página: Justo frente a nosotros se halla la banca.

Ir a página: Detalle de la banca.

Ir a página: Reorientándonos, giramos a la izquierda.

Ir a página: Vista hacia la segunda cámara (la más alejada de la puerta de acceso).

Ir a página: En esta cámara es donde el cuerpo de Ukit Kan Le'k Tok' fue colocado sobre una piel de jaguar, dentro de un espacio especial, acompañándolo de ricas ofrendas y sacrificios humanos. La bioarqueóloga Vera Tiesler, quien ha estudiado los restos del gobernante, sostiene que la boca de Ukit Kan Le'k Tok' fue deformada por un abceso. También apunta que Ukit Kan Le'k Tok' era prógnata. Se ha sugerido que el retrato de este gobernante en la piedra de cierre de bóveda de su tumba—en el cual Ukit Kan Le'k Tok' aparece con los atributos del dios maya del maíz—refleja fidedignamente esta condición.

Ir a página: La piedra de cierre de bóveda se ha retirado del techo para resguardarla y, algún día, ponerla en exhibición.

Ir a página: En uno de los muros externos del edificio es posible apreciar este mural.

Ir a página: Tres figuras sedentes a la izquierda...

Ir a página: ...encima de dos figuras de pie, una de las cuales se halla en una escalinata...

Ir a página: ...miran hacia tres figuras sentadas a la derecha.

Ir a página: Nótense las joyas en los pechos de las figuras.

Ir a página: En el nivel siguiente, por encima de la tumba (el quinto nivel de la Acrópolis) podemos hallar la esquina redondeada de una terraza construída por uno de los sucesores de Ukit Kan Le'k Tok'.

Ir a página: Es claro que en Ek Balam aún quedan muchas maravillas por descubrir.