En el extremo oeste se levanta un basamento piramidal, hoy sin explorar y con su templo derruido, conocido como Templo XI; a su vez la parte norte limita con anchas escaleras que daban acceso a la Gran Plaza y que arrancan desde una plataforma baja. Finalmente en el lado sur y cubriendo mas de la mitad de la longitud de la Gran Plaza, se extiende una inmensa plataforma resultado de las modificaciones realizadas a las faldas de un cerro que circunda la plaza, para construir cuatro estructuras conocidos como EI Templo de las Inscripciones, el Templo XII-A, el Templo de la Calavera y el Templo XIII.



El Templo de la Cruce, el Templo de las Inscripciones, el Templo XIII (el Templo de la Reina Roja) y el Templo XII-A. (Foto: Joel Skidmore.)